AVENTURAS


Estoy seguro que hasta el cantante ciego, Ray Charles, podía haber ido a Venecia, cogido una máquina de fotos, sacado fotos en la dirección que sea, y haber vuelto con unas imágenes fantásticas.

Cada canal y cada rincón de ese lugar tan maravilloso es algo especial.

 

 

 

 

 

 

Aún si no le gusta lo que vea.

 

 

 

 

 

La verdadera fotografía de aventuras es totalmente diferente de las bonita fotografía turística, ya que en la de aventuras siempre hace falta una historia para explicar la situación.

Ha sido una necesidad en mi vida buscar lugares especiales donde ocurrieron acontecimientos asombrosos, acontecimientos que cambiaron el mundo para siempre. Vale un campo de batalla abandonado,o un lugar como El Progreso en la península de Yucatán, donde se cayó el meteorito que terminó con los dinosaurios en este planeta. Puede que hoy en día se haya convertido en una zona turística, pero algo decisivo occurió allí mismo.

O puede que quiera empezar en la profundidad de la selva de Amazonas, donde, según he leído, una anaconda cogió a una niña y se la llevó.

Al seguir la pista de una aventura puede encontrarse en otras aventuras no buscadas. No van muchos turistas al Río de Madrid de Dios en Perú, pero se cree que es aquí donde se halla Paititi, el pueblo gemelo de Cuzco, que se supone que fue construído por los Inca que huían, para re-establecer su dominio en la profunda selva. En una visita a tal sitio es imposible no oir hablar de las tribus de blancos indígenas que prosperan en el mismo Infierno Verde.

 

Lugares como la Bahía de Paracas siguen emocionando gracias al famoso y misterioso "Candelabria". De 150 metros de altura y 100 metros de anchura, está tallado en una colina arenosa de Perú donde no llueve nunca ni hace viento. Fue descubierto o por lo menos se escribió sobre ello por primera vez cuando los conquistadores españoles llegaron a la zona en 1538. ¿Qué era? ¿Quiénes lo hicieron? ¿Para qué?

 

Quizás no le llame mucho la atención esta cabeza tallada hasta que le diga que NO está en Africa, sino en la costa este de México.

Sólo existen 17 de ellas, todas con características obviamente negroides, pero los antropólogos las consideran caras de nativos indígenas y los llaman "hombres jaguar".

 

 

Acabo de volver de Egipto. No fui específicamente para ver las pirámides ni la Esfinge, sino para ponerme de pie en el Templo de Siwa en el mismo desierto donde Alejandro Magno estuvo hace tan sólo 2240 años.

Los sacerdotes gritaron su nombre y él mandó que le proclamaran un DIOS. Una dependienta me llamó--y compré un paquete de chicle.

Los ingenieros siguen sin saber cómo se edificaron las

grandes pirámides de Giza, y nunca se ha descubierto ningún lugar de sepultura dentro de ellas. Pero según los escritos del primer cura católico en la zona en 1675, los fundadores del sitio donde se halla esta pirámide en Palenque, Mexico eran de Jerúsalen. Excavaciones en al año 1957 desenterraron un rey que estaba a una gran profundidad, debajo del suelo del templo principal.

¿Qué pasó con el oro de los Inca? Pizarro había conseguido llenar una habitación de oro, y estaba esperando que llegaran una reata de llamas con más. Temiendo una insurrección, celebró un juicio rápido y ordenó la ejecución por garrote del indio.

 

Se cuenta que tiraron todo el oro y la plata a un lago, y que mataron a todos los que lo transportaron, para no dejar ningún testigo.

Los mejores académicos de America mantenían ya en el año 1865 que los chinos llegaron a México en tiempos prehistóricos. Ahora se están publicando mucho libros que apoyan el mismo argumento. Un viejo coleccionista mexicano de reliquias me enseño algunos trozos que había rescatado de unas obras de carretera. Esto es lo que vi:

Mirela bien.

Creame, se late el corazón y se marea al ver tal cosa. Es tan asombroso que le quita el habla.

 

 

 

 

 

 

 

Antes del comienzo de la historia (escrita) de America, antes de Colón (no a. de C.) los Mayas estaban registrando los hechos. A principios de los años d. de C. estaban utilizando el concepto de "zero" en sus cálculos matemáticos, lo cual les permitió calcular infinidad de cosas. Su calendario varía tan sólo décimas de segundos de nuestras versiones modernas atómicas. El 21 de diciembre de 2013 figura como el últimos día de su presente era, fecha cuando el mundo se va a detener. Aquí se ve una de las dos "stellas" halladas en plena selva de Coba, Yucatan, que pronostica tal acontecimiento.

 

 

 

 

 

 

¿Por qué brilla el sol en la cara del faraón Ramses cada 22 de febrero? Porque los egipcios sabían que el mundo era redondo y colocaron la estatua según su cálculo de ángulos.

Pero ¿es verdad que Egipto fue la "Cultura Madre"? Antes de que los egipcios hicieran sus cálculos, la gente de la zona de Stonehenge ya había hecho cálculos astronómicos de las alineaciones del sol y de la luna...eso hace más de 4500 años.

 

 

 

Los Maya podían hacer lo mismo en Dzibilchaltun.

Cuando se viaja en Perú, se da cuenta de que cada región tiene su propio estilo de vestir. He leído que uno de los reyes españoles ordenó que los indios de los tribus distintos llevaran prendas distintas en la cabeza para poder identificarlos con más facilidad.

El Perú de los Inca sigue siendo un misterio.

Nadie sabe dónde terminaron los tesoros, ni cómo consiguiron edificar estructuras fortificadas tan masivas.

Otros insisten que utilizaron un líquido especial sacado de un árbol de la selva, para ablandar las piedras, y así permitir que pudieran ser moldeadas como si fueran arcilla. Aquí está una piedra con 13 esquinas distintas, de forma tan natural como si hubiera sido puesta por el mismo Dios.

Los Inca convivían con la naturaleza. Consiguieron que el agua corriera cuesta arriba, y podían controlar la velocidad de la corriente de agua de un arroyo de la montaña.

Cuanto más se viaja por este territorio, más se asombra de las maravillas de su construcción. En las alturas de los Andes los colores tienen un efecto dramático.

Mientras me sentaba, mareado y sin aliento a causa de las altitudes, se acercaba una niña y me dió una planta. Me dijo que la masticara un poco, y que la esnifara. La planta, que se llama muño, me alivió inmediatemente los sintomas del sorroche (enfermedad de las altitudes).

 

Casi compré la llama, también.

 

 

 

Dentro de poco anadiré muchas más fotos con sus historias. Le invito a que me acompañe en unas aventuras verdaderas....viajes a la selva, o a las montañas de los Andes, o al desierto de Egipto, o a las cuevas de Ecuador. Habrá historias de serpientes, también.

 

CONTINUARÁ


 

HAZ CLICK AQUI PARA VER AVENTURAS

 

Copyright © Ric Polansky Versión inglesa