INCIDENTES

Al contrario de lo que se podría pensar, el famoso encierro de toros de los Sanfermines en Pamplona ha llegado a ser nada más que un ridículo espectáculo de borrachos, el origen verdadero ya olvidado.

Créame, si alguien quiere probar su valor delante de los toros, hay muchos sitios donde lo puede hacer. Por ejemplo, el 15 de agosto de cada año en más de 50 pueblos cerca de Madrid permiten que corran por las calles del pueblo toros maduros de 5 años, y si alguien corre detrás de ellos no tiene que preocuparse de tropezar con algún sueco borracho o con algún americano paralítico que se ha caído al suelo.

 

Y si el espectáculo de unos 25,000 espectadores bien vestidos en la plaza de Las Ventas en Madrid ofende sus sentimientos de naturalidad, ¿por qué no asistir a una corrida AUTENTICA donde el mismo público forma la valla visual alrededor de la arena y el matador tiene que matener la atención total del toro? Un sitio muy auténtico es Peza, cerca de Granada.

O se puede visitar el pueblo medieval de Chinchón, famoso por su Anisette, donde se puede saltar a la arena y participar en la corrida.

Por supuesto, el matador no siempre gana. A veces, en vez de sacarlo triunfante encima de los hombros, lo sacan en una camilla.

HAZ CLICK AQUI PARA VER INCIDENTES


Copyright © Ric Polansky Versión inglesa