POSTERS


"Ir a los toros" no es cosa de sangre y la muerte. Esta fiesta nacional tiene color, belleza y tradición. Aquí tenemos algunos buenos ejemplos:

El "traje de luces" es exactamente eso; casi brilla en un día soleado. Los trajes son exquisitamente bordados, con un precio medio de €10,000, aunque algunos pueden costar mucho más. Cada uno está hecho a medida para el matador, y se emplea capas de tela de hebra cruzada para proteger contra la penetración de un cuerno.

El símbolo tradicional del Toro Osborne ha llegado a ser un símbolo nacional y un icono que representa España en todo el mundo. Éste se ha hecho para deleitar el ojo, y se compone de motivos secretos. Míralo bien.

Un Mal Día es el póster mío que mejor se vende. Seguro que puedes ver por qué. Algunos días son así. Este pase es muy peligroso, ya que el toro sale directamente del oscuro interior de su cuadra al fuerte sol de la plaza, sin saber lo que le espera. El hombre que se sitúa delante de las puertas se presenta como un blanco sacrificial.

El Fandi terminó siendo Número Uno el año pasado, lo cual quiere decir que participaba en más corridas y festivales que nadie más. Debía haber sido Número Uno el año anterior, pero sufrió una grave cornada. El Fandi es un ejemplo del nuevo tipo de "torero-atleta." Fue campeón de España en el eski eslalom antes de coger el traje de matador. David Fandilla es de Granada, donde le han sacado por la Puerta Grande 25 de sus 26 corridas. Cosa insólita, sin precedentes. Es espectacular, y te quitará el aliento. Es incluso capáz de correr al reves, dejar que el toro se acerque, y entonce moverse a un lado y meterle las banderillas al toro.

Su valentía total te hace temer lo que podría pasar.


Cristina Sánchez vuelve. Depués de llenar la catedral Las Ventas de Madrid hace unos años, se retiró para tener hijos. Ahora vuelve de nuevo en busca de fama y adulación. Es una mujer encantadora que quiere desafiar la imagen macho de España, de su manera.

José Tomás fue el más grande. Mejor que Manolete, mejor que cualquier otro torero que jamás he visto. Sufrió cornadas casi cada tercera vez que entraba en la plaza. La gente bromeaba que pasaba más tiempo en el aire que en el suelo. Pero luchaba con honestidad, era más verdadero que cualquier torero que he visto en mi vida. Utilizaba el antiguo estilo sevillano de "hacer que el toro se mueva constantemente alrededor del torero, de hacer que el toro se ajuste al torero, para así demostrar el dominio absoluto del torero." Misteriosamente, se retiró el mismo día que Curro Romero. José Tomás simplemente se fue y nunca volvió. Pero estamos esperando. Exactamente como siempre esperabamos que Curro hiciera algo.

HAZ CLICK PARA VER MAS POSTERES DE LOS TOROS

 

Copyright © Ric Polansky Versión inglesa